Levantarse tras la caída – [2]

Posted on 19 abril, 2012

2




En el atletismo, como en la vida, cuando uno cae tiene que levantarse. Quedarse en el suelo lamentándose, como un futbolista teatrero, no lleva a ningún lado. Ponerse en pie y volver a correr, sin embargo, puede traerte la gloria. Eso le pasó a Heather Dorniden, la atleta protagonista de la espectacular remontada del vídeo que encabeza este post con un sprint de 200 metros que revolucionó Youtube.

Algo parecido, pero diametralmente opuesto, le sucedió a Derek Redmon en los juegos de Barcelona 92. En su caso también cayó y volvió a levantarse, pero no para ganar la carrera, sino para brindarnos una de las imágenes más memorables en la historia del olimpismo. Era uno de los grandes favoritos, “se rompió” a mitad de carrera, pero llegó a meta cojeando, entre lágrimas y con la ayuda de su padre. Quincy Watts, por su parte, ganó una carrera de la que hoy nadie recuerda la llegada.



Estos dos casos, diferentes caras de una misma moneda, prueban que siempre hay que mirar al frente. La maratón (en femenino, como la vida) consiste en eso. En olvidar los metros que quedan atrás y darle importancia sólo a los que aun quedan por conquistar con cada nueva zancada. Mi lesión ya es historia. Me he puesto en pie para tratar de darle a mis tendones, músculos y ligamentos los 42,195 kilómetros que mi cerebro y mi corazón les prometieron hace casi cuatro meses. Puedo fallar, sí. Pero no puedo dejar de intentarlo. Como tampoco lo hará Chema Martínez el próximo domingo 29 de abril en Hamburgo. Porque el atleta cae, pero el hombre se levanta.

Alberto Ortega

Anuncios