Balonazos de Oro

Posted on 25 octubre, 2011

0


Tras filtrarse la lista previa de candidatos al Balón de Oro ha comenzado la polémica. Se siguen escuchando/leyendo los argumentos clásicos para desprestigiar el premio (es un galardón individual en un deporte de equipo, sólo se lo dan a centrocampistas y delanteros, a los españoles siempre nos ningunean…) pero esta vez los principales ataques han venido a raíz de la lista.

Dos nombres destacan por encima del resto, y no son precisamente los de Messi y Cristiano Ronaldo, si no los de Lahm y Khedira, que además de la “h” intercalada y la nacionalidad alemana comparten otra cosa: los pocos méritos que han hecho para figurar en un Top mundial de peloteros.

En el caso del primero de ellos el agravio comparativo se hace con BaleMarcelo, que aunque juegan en la otra banda, son mucho mejores futbolista y han cuajado un año (de explosión definitiva)  infinitamente mejor que el lateral germano.

En el segundo caso, todos nos llevamos las manos a la cabeza por la ausencia de Busquets o Yaya Toure, jugadores que comparten posición sobre el campo con el “bueno” de Sami y que tienen bastante más calidad en sus botas.

Si miramos la portería sólo vemos a Casillas, un habitual de esta lista pero que nunca se llevará el premio. Sin embargo, echamos de menos a Valdés o a Neuer. Habiendo 9 españoles y 7 alemanes en la preselección resulta curioso que los guardametas de Barça y Bayern, que son además los equipos que más jugadores aportan al listado (10 los catalanes y 6 los bávaros), no aparezcan por ningún lado.

En el ataque llama la atención la ausencia de Falcao tras su espectacular temporada en el Oporto. Tampoco están Benzema, Higuaín, Pedro, Dzeko, Huntelaar o Ibrahimovic. Entre los elegidos podría discutirse la presencia de viejos roqueros como Klose, Eto’o o Forlán.

Basta un vistazo rápido a la lista para establecer comparaciones odiosas. ¿Luís Suárez sí, pero su compañero de equipo, y también flamante fichaje de invierno en el Liverpool, Andy Carrol, no? ¿Por qué aparece Di Natale, máximo goleador de la Serie A, pero no Bervatov,  artillero nº1 de la Premier? ¿Por qué no se tiene en cuenta a jóvenes promesas campeones de sus ligas como Hazard o Götze? ¿De verdad Neymar es el único jugador de ligas sudamericanas que se merecería el premio?

El debate es eterno… y estéril. El premio volverá a ser cosa de Leo Messi, ganador de Liga y Champions (competición en la que anoto 11 goles). Volverán a ningunear a los españoles y se volverá a premiar individualmente al mejor jugador del mejor equipo, como se ha hecho siempre. Otro Balonazo de Oro.

Alberto Ortega

Anuncios