El “mecenas secreto” de Steve Jobs – [Vídeo]

Posted on 6 octubre, 2011

0


Steve Jobs's letter to Forrest Gump

Ha fallecido Steve Jobs, un hombre que revolucionó el mundo de la informática (tanto a nivel de software como de hardware), de la comunicación, del cine y de la música. Los campos en los que su figura ha provocado impacto son muchos, pero… ¿Ha tenido alguna vez relación con el deporte? La respuesta es sí. Pero un sí con asterisco*.

Jobs fundó la compañía “Apple Computer” junto a Stephen Wozniak el 1 de abril de 1976. Los dos genios llevaban tiempo trabajando en un garaje para crear el “Apple I”, una computadora fabricada a mano de la que lograron vender 200 ejemplares a 666,66$ cada una.  La máquina, aunque limitada, era todo un éxito y ante la creciente demanda tuvieron que buscar financiación para ampliar el negocio. La historia real cuenta que fue Mike Markkula, gerente de ventas de Intel, quien puso 250.000$ para adquirir un tercio de la recién creada compañía. Sin embargo, la ficción nos deja una historia mucho más curiosa… y relacionada con el deporte.

.

.

Forrest Gump es sin duda uno de los más grandes deportistas que han existido en la ficción. Jugador universitario de fútbol americano de gran éxito, miembro del equipo nacional estadounidense de ping pong y atleta “free runner” de fama mundial son algunas de las actividades que figuran en su curriculum.

Hablar del personaje interpretado por Tom Hanks es hablar de la historia americana en los años 60 y 70. Veterano de Vietnam, inspiró el “Imagine” de John Lennon, levantó la liebre en el escándalo del Watergate… y ayudó a Steve Jobs a fundar “una especie de compañía de frutas”.

La carta que recibe en la película está llena de humor, pero también de imprecisiones. En ella Apple le agradece “su visión, y principalmente, su dinero para ayudar a una pequeña empresa a convertirse en una de las líderes de la industria”. Además, le anuncian que están trabajando en nuevos proyectos como “la computadora personal Lisa, que promete ser un éxito”, cuando dicho ordenador fue uno de los mayores fracasos de la compañía. Todo ello en una misiva con fecha de septiembre de 1975, 8 meses antes de la fundación de la empresa que elevó a Jobs a la “nube” en la que descansa. #iRIP

Anuncios