Rey de África, Principe de Asturias – [Vídeo]

Posted on 2 septiembre, 2011

0


Haile Gebreselassie wining the 2008 Berlin's maraton

Haile Gebrselassie recibirá el premio Principe de Asturias del Deporte 2011. Un galardón algo venido a menos en los últimos años, pero que da un enorme salto de calidad inscribiendo al etíope entre sus ganadores.  Ballesteros Lewis, Indurain, Navratilova, Armstrong o Schumacher ya tienen otro compañero de lujo en el palmares de este premio.

En los últimos años el Principe de Asturias ha recibido diversas críticas poniendo en duda el criterio de elección del ganador. Que si es demasiado localista (selecciones españolas de fútbol y baloncesto), que si se entregaba demasiado pronto a deportistas todavía en activo (Alonso 2005, Nadal 2008), que si tras los “desplantes” de las grandes figuras que no acudían a recogerlo sólo se concede tras confirmación de asistencia (Isimbayeba en lugar de Bolt en 2009)…

Sin embargo, con la elección de Gebre se acierta de pleno. De entre los deportistas actuales (dejemos al margen leyandas de ayer como JordanAgassi y compañía) probablemente no haya nadie que se lo merezca más que él. Federer o Rossi  le andan cerca y merecerían ser los siguientes, pero este año tenía que ser para la gacela etíope.

Repasando su trayectoria, uno se encuentra con un doblete mundial (5.000 m. y 10.000 m.) a nivel junior en 1992. La temporada siguiente, con sólo 20 años, repitió título a nivel absoluto en los ‘diez mil’ de los mundiales de Stuttgart y fue plata en el ‘cinco’. Sin darse cuenta se había convertido en una estrella del atletismo a base de ir corriendo de su casa la escuela desde que era un niño.

Dominador absoluto de los 10.000 metros durante toda la década de los 90, consiguió tres nuevos oros mundiales (Gotemburgo 95, Atenas 97 y Sevilla 99) y dos más en los Juegos Olímpicos de Atlanta 96 y Sidney 2000, en uno de los finales más épicos que ha dado el atletismo.

Con la llegada de la treintena “dió el relevo” a su compatriota Kenenisa Bekele, quien le destronó en los mundiales de París 2003. La veteranía y las piernas le pedían a gritos el salto al maratón y Gebreselassie no defraudó en su nueva aventura. En 2008 marcó un hito en la historia de los 42,196 km, convirtiendose en el primer atleta en bajar de las dos horas y cuatro minutos (2h 03′ 58” en el maratón de Berlín) y demostrando que los límites del ser humano son infinitos.

Alberto Ortega

Anuncios