Cuatro clásicos… pero sólo un título

Posted on 13 abril, 2011

1


Mucho se ha hablado de los cuatro clásicos que enfrentarán a Real Madrid y Barcelona en las próximas semanas en Liga, Champions y Copa del Rey. Cientos de enfoques posibles (no hay más que leer los diarios deportivos) entre los que este blogger ha intentado encontrar un acercamiento original. Una pequeña encuesta entre los seguidores de unos y otros para detectar qué partido, de los cuatro, sería el que no se perderían por nada del mundo. Y voilà, las conclusiones son, al menos, sorprendentes:

La champions, prestigiosa pero no definitiva

Si bien la Champions es la competición con más solera por el prestigio que aporta a nivel continental, lo cierto es que el ganador  de la semificnal Madrid-Barça aún tendría que jugárselo todo a cara o cruz en Wembley contra el Manchester United de Rooney o el Schalke de Raúl. Se trata de partidos grandes, por la rivalidad y el contexto, pero no definitivos. Eso les resta tirón en la encuesta.

La Liga, devaluada por la diferencia de puntos

Algo parecido pasa en Liga, donde la importancia del choque es quizá menor. Los 8 puntos que separan a Madrid y Barcelona restan interés al partido, ya que los blaugranas casi tienen el título en el bolsillo. Es el partido en el que menos se juegan unos y otros y probablemente no veamos los onces de gala. Mou y Pep esconderán sus cartas en este asalto. El primero que los fans descartarían.

La final de Copa: EL PARTIDO

En campo neutral, Valencia, el Real Madrid intentará reconquistar un título que se le resiste desde hace años. El Barcelona, con menos urgencias, pero con el adn competitivo que ha demostrado durante la era Guardiola, tratará de seguir manteniendo su dominio sobre los blancos en los últimos choques directos. Es el único partido en que se juega un título y eso lo hace especial. Todo o nada en 90 minutos.Cibeles o Canaletas en juego.

Conclusión del estudio: la mayoría de los vikingos y los blaugranas se quedan con la final de Copa. Es el partido preferido, el que no se querrían perder bajo ningún concepto. En muchas salas de estar ya se está negociando por el mando y el día 20 de abril es al que los futboleros no renunciarán.

Las marcas también parecen apostar por el choque de Mestalla como el gran momento del próximo mes de fútbol. Nike, la multinacional que viste al Barcelona, acaba de poner a la venta una camiseta dedicada a la final. En ella, junto a los colores del club se puede leer: “Son unos colores. Son una manera de ser”. Incluso, la compañía estadounidense ha llamado a apoyar a los blaugrana a través de Facebook organizando varios eventos en la ciudad condal en la que los aficionados pueden fotografiarse con la elástica para entrar en un concurso de camisetas firmadas por los jugadores.

Marcas y aficionados parecen que coinciden. La reedición de la final que enfrentó en el Luis Casanova en 1990 a Real Madrid y Barcelona se lleva la palma. Entonces, los de Cruyff se impusieron 2-0 a los jugadores de Thosack. Los de Mourinho tratarán de que no se repita la historia. Hay cuatro clásicos, sí, pero el que no hay que perderse es el de la final de Copa.

Anuncios