En la dirección equivocada – [Vídeo]

Posted on 31 marzo, 2011

1


En la vida se puede tomar más de un camino, siempre hay varias alternativas. Por contra, en el deporte se suele avanzar en un único sentido y hacia un único objetivo: la victoria. En una carrera de coches o motos todos corren en la misma dirección, aunque de vez en cuando el Dakar nos deje imágenes curiosas de algún piloto despistado. En deportes con dos partes del campo diferenciadas cada equipo ataca hacia un lado. En el fútbol es habitual ver goles en propia puerta. En baloncesto a veces la mala suerte puede provocar auto-canastas. Pero lo que resulta muy, muy raro es ver a un jugador de fútbol americano correr como un descosido hacia su propia área de anotación para logar un touchdown en contra de su equipo.

El problema es que cuando uno corre al límite de sus posibilidades, puede cegarse por completo y equivocar su objetivo. En carreras a pie por grandes ciudades tomar erróneamente un curva en vez de seguir recto te puede costar la victoria. Le pasó a Ayad Lamdassem en la última San Silvestre y le pasó a este pobre atleta japonés que se entregó demasiado en el sprint final y cuando ya se veía campeón…

Por últimos existen otros despistes mucho menos graves, que no cuestan victorias ni puntos en contra, pero que tocan donde más duele. En el orgullo propio. Le pasó a este futbolista, que tras marcar un gol que ponía a su equipo por delante se fue a celebrarlo con la grada equivocada. Fue un fallo de orientación. No lo hizo para provocar… pero las collejas de los aficionados rivales se las llevó de todos modos.

Alberto Ortega

Anuncios