Verón asiste, Makaay define

Posted on 9 marzo, 2011

1


9 de marzo de 1975. En La Plata y en Wijchen nacen dos niños llamados a ser futbolistas de élite: Juan Sebastian VerónRudolphus Antonius Makaay. Jamás jugaron juntos. La Brujita nunca pudo darle un pase de gol a Roy. Pero mirando atrás, estos dos cracks han seguido carreras muy parecidas.

Los dos debutaron con 18 años (temporada 93/94) en equipos de segundo nivel en sus país. Los dos vivieron un descenso a segunda (Estudiantes de la Plata y Tenerife), explotaron a finales de los 90 y se consagraron en el año 2000. Ese año Verón levantó Liga, Copa y Supercopa de Italia con el Lazio y Makaay Liga y Supercopa de España con el Deportivo.

Visto lo visto, ambos estaban llamados a cotas mayores. Manchester United y Bayern de Munich lo vieron claro y se rascaron el bolsillo para ficharles. 42 kilos pagaron los ingleses y 19 los alemanes. Mucho por el primero y poco por el segundo (en mi opinión).

La Brujita no terminó de asentarse con los Red Devils, a pesar de conseguir una Premier en 2003 y tras un breve paso por Stamford Bridge acabó en el Inter de Milán volviendo a levantar un buen puñado de títulos, incluido un Scudetto en 2006, antes de volver a Argentina para defender los colores del club de sus amores. Como capitán de Estudiantes de La Plata, Verón ha conquistado dos torneos Apertura.

A Makaay, por su parte, le sentó  de maravilla el cambio de aires y en Munich ofreció su mejor versión, anotando un gol por partido en sus dos primeras temporadas y manteniendo un gran nivel las dos siguientes. Tras conseguir dos Bundesligas (05 y 06) también regreso a su país para retirarse. En un Feyenoord en horas bajas, Roy mantuvo su idilio con el gol, anotando 50 tantos en sus 100 últimos partidos como profesional.

En resumen, dos cracks de la quinta del 75 que probablemente no entrarán en el “Hall of Fame”, pero que hicieron las delicias de los que crecimos viéndoles jugar al fútbol.

P.d. Otros dos jugones que también cumplen años hoy son Youri Djorkaeff, futbolista de muchísimas clase maldito en España por su gol a Cañizares en la Eurocopa 2000; y Clinton Dempsey, el Iniesta yankee (según el gran Víctor Palacios), centrocampistas de toque, famoso por sus curiosas celebraciones de gol.

Alberto Ortega

Anuncios